EMPLEO

¿Cómo demostrarle a mi jefe que puedo trabajar desde casa? ¡Resuelto!

El teletrabajo es una moda cada vez más recurrente en las empresas del mundo, moda que no es extraña para las empresas españolas.

Las compañías recurren a esta modalidad para permitir a trabajadores cuya tarea no debe obligatoriamente realizarse en una oficina conciliar la vida laboral con la personal. De este modo, los trabajadores convierten su casa en una oficina y continúan haciendo sus labores desde el hogar como si estuvieran en la oficina.

Los beneficios del teletrabajo no repercuten únicamente en los trabajadores, sino que también favorecen a las empresas, que pueden reducir  sus costes de funcionamiento y aumentar la satisfacción de sus empleados. Sin embargo, no todos los jefes aceptan esta modalidad.

A la hora de proponerle a un jefe comenzar a trabajar en forma remota, es importante destacar que nada cambiará para el trabajador o para la empresa, que se mantendrá la responsabilidad demostrada hasta el momento y que el trabajo no se verá afectado. Si tu superior aún se presenta reacio a aceptar esta modalidad, existen acciones que puedes realizar en el día a día para que este sienta que tienes lo que se necesita para teletrabajar. Entre esta variedad de acciones existentes, te recomendamos 4:

1) Repórtale de forma frecuente
Si en la oficina te reportabas 2 veces al día, ahora deberás hacerlo 4. Si tienes una larga lista de tareas para hacer en el día lo aconsejable es que el primer contacto con tu superior sea para especificar esa lista de tareas pendientes, y el último para reportar cuáles lograste cumplir en el día. En el medio, busca otras dos situaciones en las que sea necesario contactar a un superior para que así vea que estás haciendo tu trabajo y no sienta tu ausencia en la oficina.

2) No cambies tus modalidades de trabajo
Si en la oficina trabajabas en equipo, deberás encontrar la manera de mantenerlo al estar desde casa, pues a ningún jefe le agradará ver cómo cambia la forma de trabajo.

3) Mantente siempre disponible
Por el chat de la empresa, en el correo, las plataformas de mensajería instantánea e incluso el móvil. Asegúrate de contestar apenas te contacten, para que tu jefe sienta que tu trabajo y disponibilidad no se ven afectados a pesar de la distancia.

4) Socializa
En la oficina socializar es sencillo: lanzas algún comentario amistoso a tus colegas cuando llegan, comentas algo que lees en las noticias, escuchas los problemas de otro compañero… Existen cientos de formas de socializar mientras se trabaja. Lo mismo debe pasar cuando nos encontramos en otro espacio físico, pues es importante alimentar este sentimiento de grupo incluso a la distancia, para que esta no afecte el trabajo del día a día.

¿Tienes la oportunidad de trabajar desde tu casa? ¡Aprovéchala! Demuestra día a día que esto no afectará tu trabajo, que puedes hacerlo incluso aunque tu jefe crea que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *