EDUCACION

¿Qué requisitos necesito para estudiar un posgrado propio?

Los posgrados propios nacen con la intención de orientarse al ejercicio profesional y a dar respuesta a las demandas del mercado laboral.
Estudiar un posgrado es una opción a tu alcance y te mostramos cómo puedes conseguirlo.
Muchos centros ofrecen posgrados propios y amplía las posibilidades de estudiar en la Universidad y acceder a conocimientos de relevancia para el mundo profesional.
La oferta de másteres y posgrados crece como la espuma en los últimos años y, además de las universidades, existen muchos centros de estudios y negocios que también han confeccionado su propia oferta formativa.

Los posgrados propios suelen seguir el mismo programa educativo que cualquier curso de educación superior dirigido a profesionales o egresados, pero sí que se diferencia porque con ellos no se obtienen una titulación oficial.

Es decir, su validez académica es más limitada porque no responde a la homologación europea, por lo que su reconocimiento puede estar más limitado o puede no ser reconocido para, por ejemplo, acceder a estudios de Doctoradoen otros centros universitarios oficiales.

Pero, por otro lado, son un tipo de estudios con mejor enfoque profesional y que responde a las necesidades que surgen del mercado laboral, ya sea para cubrir nuevos puestos de trabajo o dominar novedosas competencias.

Muchos profesionales suelen optar por estudiar un posgrado propio para mejorar su empleabilidad, renovar sus conocimientos o ampliar su red de contactos. Por tanto, suelen ser un tipo de formación muy provechosa para el plano profesional.

 

Requisitos para realizar un posgrado propio

Al tratarse de programas formativos realizados por cada centro universitario, los requisitos pueden variar de un centro a otro y responder a diferentes motivos, según sea un posgrado propio de una universidad pública, privada u otros centros particulares.

De todos modos, existen unos requisitos que suelen ser comunes a todos los centros o al menos, sirven para valorar el perfil del candidato y qué busca con esa formación.

Titulación y formación

La formación previa es tenida en cuenta, pero no tiene por qué ser un factor determinante.

Evidentemente, casi todos los posgrados exigen que sus candidatos posean una titulación universitaria o estén a punto de conseguirla, de manera que se cumpla un nivel educativo mínimo.

Muchos posgrados también tienen en cuenta esto por tener en cuenta el ámbito del que proceden los candidatos y si poseen las competencias mínimas para poder estar a la altura de las materias tratadas en el posgrado propio.

Experiencia profesional

Dado el enfoque profesional de los posgrados propios, este suele ser uno de los factores que más se valora entre los candidatos.

Los posgrados propios buscan, sobre todo, la practicidad y su aplicación profesional por lo que se dirigen a profesionales en activo y cuyo bagaje aporte riqueza al curso, pero también sea de utilidad para asimilar los retos formativos.

Según el centro y el programa del posgrado, la edad también puede ser un factor valorado, con la finalidad de que el programa se dirija a profesionales consolidados y con cierta experiencia y madurez profesional.

En cualquier caso, lo mejor es dirigirse al centro que oferta el posgrado que nos interesa y conocer sus requisitos de selección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *