EDUCACION EMPLEO

Trabajo temporal: ventajas para estudiantes

Los pros más importantes del trabajo temporal
Un trabajo temporal ofrece interesantes ventajas para quienes se encuentran cursando estudios universitarios o los últimos cursos de enseñanza secundaria. Esta modalidad laboral puede abrir las puertas al trabajo de los sueños del solicitante de empleo, con la salvedad de que ambas partes acordarán por contrato que su relación está fijada a un límite de tiempo establecido.

Los beneficios de conseguir un trabajo temporal mientras se está estudiando son:

1. Independencia económica. Gracias al salario percibido se obtiene un flujo de ingresos continuo por unos meses. Este dinero se puede ahorrar para el futuro, por ejemplo, para complementar la cuantía de las becas en el extranjero, si se desea salir a estudiar fuera; emplearse para pagar gastos mensuales fijos y poder ir más desahogado o invertirse en formación especializada, como pueden ser los máster o posgrados.

2. Incursión en el mercado laboral. El trabajo temporal ofrece al empleado la oportunidad de probar una experiencia profesional a la que quizás nunca antes había tenido acceso. También hace posible que conozca más de cerca una industria.  Para algunos, más que su primer empleo, el trabajo temporal será la ocasión de comenzar la migración profesional a un nuevo campo. Es una forma sencilla de hacer una incursión en un nuevo sector de interés y probar si es exactamente lo que se esperaba.

3. Fortalecimiento de currículum. Pese a que tiene una duración limitada, por definición, a unos meses, es una manera de llenar un vacío en la experiencia hasta el momento de conseguir el próximo trabajo. De esta forma, se demuestra que se puede enlazar un empleo con otro y que siempre existen empresas interesadas en el candidato, ya desde sus años de estudiante.

4. Oportunidades de futuro. A veces, el trabajo temporal abre la puerta a un trabajo permanente ya que da al empleado y al empleador la oportunidad de ver cómo trabajan juntos. También puede suceder que, además, logren que el empleador se comprometa con el futuro profesional del estudiante y financie parte de sus estudios, a cambio de la firma de un contrato indefinido con la empresa.

La libertad del trabajo temporal en comparación con otras modalidades contractuales, la posibilidad de construir redes profesionales y la mayor facilidad para adaptar las obligaciones laborales con los estudios son algunas de las razones que llevan a muchos jóvenes a buscar este tipo de ofertas de trabajo.

Sin embargo, antes de firmar un acuerdo de este tipo con el empleador, hay que tener en cuenta que el salario y las posibilidades de carrera pueden ser menos atractivos, en comparación con puestos indefinidos y que, en lo que respecta a la flexibilidad, días libres y facilidades para adaptarse al calendario académico pueden encontrarse algunas complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *