CIENCIA Y TECNOLOGIA

Trucos para organizar tu agenda académica de una vez por todas

La vida de estudiante está repleta de actividades, más todavía y compaginas la carrera con un trabajo. Para llegar a todo, la organización es fundamental, por eso cada vez son más quienes recurren a una agenda. Sin embargo, aunque las intenciones son buenas siempre, pasado un tiempo muchos la dejan olvidada, privándose así de todas sus ventajas.

1). Tipo de agenta que mejor vaya contigo. Puede ser en papel o digital, anual, académica, a día o a semana vista. Existen multitud de opciones, por lo que lo primero que deberás hacer es identificar la que se adapta mejor a tus necesidades.

2). Vista rápida del mes. Por lo general, las agendas incluyen un calendario al comienzo de cada mes que te ofrece una perspectiva general de los 30 próximos días. Utiliza ese espacio para apuntar fechas claves como exámenes, entregas de trabajos o tutorías.

3). Colores por temática. Si usas la agenda para apuntar actividades académicas, laborales y personales, establecer un código de colores para cada grupo hará que en segundos te hagas un mapa mental de lo que te depara cada semana. Por ejemplo: rojo, verde y azul para todo lo relacionado con la universidad; el amarillo para el trabajo; y el naranja para el deporte y el rosa y morado para otras actividades personales.

4). Orden de prioridades. A la hora de apuntar las tareas, reserva los primeros lugares para aquellas que sean más urgentes o importantes. De esta manera, si en algún momento no te da tiempo a cumplir con los objetivos del día/semana, al menos sí habrás cumplido con las prioridades.

5). Destaca con post-it o pegatinas. Además de lo anterior, puedes incorporar elementos extra que te ayuden a incidir visualmente sobre determinadas tareas. Al remarcarlas con pegatinas (muchas agendas las traen incorporadas) o con post-it te asegurarás de que no pasen desapercibidas.

¿Y los bullet journals?

Si a pesar de todo ves que no te apañas con la agenda, puedes probar con los bullet journals, un método de organización creativo que consiste en dividir un cuaderno en espacios, según tus necesidades: índice, calendario, planificación diaria, semanal y anual, listas, hojas de gastos… es decir, un auténtico espacio personalizable donde incluir y reflejar todo lo necesario para cumplir con tu rutina, sea cual sea.

Este método es especialmente útil si:

  • Necesitas tenerlo todo apuntado para que no se te olvide
  • Te encanta dibujar, decorar y resaltar los cuadernos porque eres una persona muy visual
  • Eres creativo
  • Buscas un método alternativo para organizarte

La principal ventaja de los bullet journal es que puedes adaptarlos al 100% a ti y te ofrecen libertad absoluta para registrar tus actividades. No hay reglas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *